Exposición a contenidos inapropiados

Visualización de contenido inapropiado por los menores

El acceso a la visualización de contenidos inapropiados por los menores es unas de las principales preocupaciones de los padres, tutores y educadores, en particular el visionado de pornografía, debido a la gran facilidad con la que se ven estos contenidos en Internet y especial sensibilidad en los menores más pequeños.

El contenido pornográfico en Internet está en cualquier sitio y es muy fácil acceder a una foto o vídeo con contenido sexual y desnudos en sitios web, en plataformas como YouTube, Instagram, Facebook, etc.

Este tipo de contenido lo generan los propios “ídolos” de los menores, a través de sus vídeos musicales, fotografías en redes sociales, películas, etc. con alto grado de contenido sexual y éste no es filtrado por las plataformas ya que en muchos casos no es considerado pornográfico, estando así accesible a cualquier menor. Aunque hay muchas plataformas que censuran en muchos casos vídeos y fotos con alto contenido sexual o desnudos.

Uno de los lugares donde se encuentra mayor contenido pornográfico son las páginas donde los usuarios de Internet están buscando para descargar música, películas, series de TV, etc. de forma ilegal. En este tipo de páginas web abundan las fotos y vídeos como reclamo publicitario y sobre todo la aparición de ventanas emergentes con contenido pornográfico.

El mundo que se esconde en Internet no sólo es propiedad de empresas, corporaciones, gobiernos, etc. que generan contenido para que sea visualizado por los internautas, sino que cualquier usuario puede generar contenido, publicarlo, difundirlo a través de la red para que pueda ser visto por un número elevado de personas.

Hay muchos tipos de contenido que puede ser que no sea ético que sea visto por un menor. Por ejemplo, dentro de este tipo de contenido se puede encontrar: comportamientos autolesivos, consumo de drogas, promover desórdenes alimenticios, promover discriminación, violencia, etc. Todos estos contenidos son perjudiciales y son generados por cualquier usuario de la red y que puede llegar a los menores de edad.